The Hello Bar is a simple notification bar that engages users and communicates a call to action.
Metainteligencia - Conciencia aplicada al trabajo
Home Quiénes Somos Qué Hacemos Por Qué Metainteligencia Blog Contacto
Fundamentos Actuación Profesional Cómo llegamos a Metainteligencia Empresas con las que trabajamos
Workshops, Capacitaciones y Talleres Dinámicos Charlas y Conferencias a la Comunidad Proceso de Consultoría Organizacional Coaching Diálogos Apreciativos Otras Posibilidades Testimonios Galería de Fotos
Metainteligencia Multiplicar Valor Líder y Liderazgo Creatividad ¿Qué es Riqueza? ¿Qué es Conciencia? Cambio Cultural Motivación y Compromiso Inteligencias humanas Construir Empresas Metainteligencia Aplicada Tumores Organizacionales Creación de Confianza Crear Futuro Visión compartida Quienes en verdad somos El Tiempo Emoción y Pensamiento Sentido organizacional y personal Otras preguntas y respuestas frecuentes Experiencias

DESARROLLO DEL CAPITAL HUMANO
CONCIENCIA
LIDERAZGO
FOTOS
DIÁLOGOS APRECIATIVOS
Seguinos en TwitterMetainteligencia.TV
 
Inteligencias Humanas

Cuatro son las inteligencias que nos interesa destacar:

• Inteligencia Corporal
• Inteligencia Mental
• Inteligencia Emocional
• Inteligencia Espiritual

Por medio de la Inteligencia Corporal accedemos a varias dimensiones vitales para nuestro desempeño. Conocemos los procesos que “ocurren” sin ninguna participación voluntaria de nuestra parte. Aprendemos que el cuerpo se encarga de respirar, de hacer la digestión, de filtrar la sangre, regular la cantidad de enzimas y hormonas, etc, etc. Su “inteligencia” tiene en cuenta las necesidades alimenticias y las regulaciones de la homeostasis. Por medio del cuerpo y sus características  implementamos ciertas disciplinas o hábitos. Así, accedemos al desarrollo de habilidades que facilitan el desempeño. El cuerpo mediante su estado consciente nos referencia en el tiempo: El cuerpo siempre se encuentra en el Presente.

Por medio de la Inteligencia Mental accedemos al proceso del discernimiento, la reflexión, la capacidad de pensar sobre lo que hemos pensado. En el campo empresarial la gran contribución de esta inteligencia es mantener clara la Visión personal y organizacional. Surgen así los hábitos de pensamiento. La Inteligencia mental nos conduce al conocimiento de la verdad profunda en contraposición a la verdad cosmética.

La Inteligencia Emocional define lo actitudinal, es la capacidad que poseemos para conectarnos con nuestros sentimientos o emociones y aprender de los mismos y determina nuestra capacidad de elegir el estado de ánimo conducente a la situación dada. Idealmente representa  la pasión aplicada al Hacer cotidiano. A través de la Inteligencia emocional se manifiestan los hábitos de acción. Lo que caracteriza el “tono” de cada acción es la emoción envuelta en ella. Definir si se decide vivir en la preponderancia del entusiasmo que es el resultante de la motivación y el compromiso o, en el miedo que es la emoción resultante del mando y control, son factores estratégicos y paradigmáticos. La Inteligencia Emocional nos proporciona accesibilidad a la bondad y humildad.

La Inteligencia Espiritual nos conecta con el Sentido, la misión y la Unión. Es la inteligencia en cuya ausencia puede proliferar la desconfianza, la crítica, la disputa, la queja, la comparación y la competencia exacerbada. La Unión es la máxima realización humana y siempre se traduce en Paz. Es a través de este conocimiento que experimentamos la Fuente de nuestra energía verdadera. Es acceso a la riqueza definitiva, el espacio donde nuestras necesidades humanas son saciadas. Es el lugar donde surge la contribución, sitio en el cual se modifica el interés humano. Zona de oferta donde el dar es más trascendente que el recibir. La Inteligencia Espiritual despierta en nosotros el servicio, el espíritu cooperativo, factor fundamental de la organización moderna.

¿Cuál es la diferencia entre la Inteligencia Espiritual y la Inteligencia Emocional?

La Inteligencia Emocional es la capacidad de conocer  nuestros sentimientos o emociones, aprender de ellos y poder elegirlos en vez de reaccionar automáticamente. Es importante saber acerca de sus direccionamientos e influye fuertemente en las relaciones humanas. En particular con quienes convivimos o nos relacionamos.
Cuando las personas logran una percepción acabada de sus emociones o sentimientos, se encuentran en condiciones de determinar las características de sus respuestas al mundo. Quienes implementan este autoanálisis emocional se encuentran mejor preparados para interactuar sobre todo en situaciones consideradas difíciles.
Un dato relevante que aportamos desde la Metainteligencia es el siguiente: observamos las emociones como respuestas del cuerpo a los pensamientos, muchas de ellos condicionados por nuestro modelo mental e insertos en la historia de vida personal.

La Inteligencia Espiritual en cambio, surge del conocimiento que esta más allá de las reacciones químicas del cuerpo o las interpretaciones psicológicas de la mente y las emociones.
La Inteligencia Espiritual nos conecta con el conocimiento profundo acerca de quiénes somos y la Fuente de nuestro origen y destino. Aquello que no tiene forma, lo intangible e inmanifiesto.
En contrapartida el resto de las inteligencias (corporal, mental y emocional) se ocupan de lo que posee forma. Son formas físicas, mentales o emocionales. La Inteligencia Espiritual es el vínculo para acceder a la quietud o Presencia y la identidad esencial. Para la Metainteligencia es también la madre de todas las inteligencias. Ya que la forma llega al mundo a partir de lo que no tiene forma. Es decir, lo inmanifiesto se hace manifiesto, lo intangible se vuelve tangible.
 
 

   
¿Querés pertenecer a la comunidad metainteligente? registrate aquí